martes, 7 de octubre de 2014

Reseña: El Alba de los Aspectos

La semana pasada inauguramos la sección dedicada a la literatura con la primera parte de una guía de lectura basada en las publicaciones que conocemos hasta ahora sobre World of Wacraft y su universo y hoy, traigo la reseña de uno de esos libros. En concreto, el último que he leído y que he terminado hace apenas unos días, El Alba de los Aspectos.



FICHA TÉCNICA
Título: El Alba de los Aspectos.
Autor: Richard A. Knaak.
Editorial: Panini.
Fecha de publicación: Abril de 2014.
Número de páginas: 392.
ISBN: 8490247048.
SINOPSIS
La incertidumbre se cierne sobre los antiguos guardianes de Azeroth en su lucha para encontrar un nuevo propósito para sobrevivir. El dilema afecta especialmente a Kalecgos, el más joven de los antiguos Dragones Ascpectos. Después de haber perdido sus grandes poderes, ¿cómo podrán ahora sobrevivir los de su especie? La respuesta está en el lejano pasado cuando las bestias salvajes conocidas como proto-dragones gobernaban los cielos. Por medio de un misterioso artefacto descubierto cerca del corazón de Rasganorte, Kalecgos es testigo de aquellos tiempos violentos y de la impactante historia de los Aspectos originales. En sus formas más primitivas, los futuros protectores de Azeroth deben permanecer unidos contra Galakrond, una criatura sedienta de sangre que amenaza la existencia de su raza.

OPINIÓN
Creo que esperaba bastante más de este libro. Hacía un tiempo que no leía nada relacionado con Warcraft o World of Warcraft -desde Mareas de Guerra, para ser exactos- y por la sinopsis, estaba bastante entusiasmada con El Alba de los Aspectos y sin embargo me costó horrores terminarlo.
Es una lectura a la que conforme avanzaba no le encontraba ningún sentido, ninguna finalidad. E iba preguntándome cada vez que cerraba el libro y lo dejaba en la mesilla "¿por qué estoy perdiendo el tiempo con esto?". Pero como soy testaruda y nunca he dejado un libro a medias, le di la oportunidad de seguir y terminarlo, sobre todo porque la historia de los Aspectos siempre me ha parecido muy interesante y me apetecía profundizar en ella y ver si al final, podía sacar algo positivo de esta lectura.

El libro está narrado casi en su totalidad desde el punto de vista de Kalecgos -salvo en algunos momentos en concreto, que es necesario que Jaina sea la protagonista- y alternando lo que sería el presente -justo después de vencer a Alamuerte, cuando los Aspectos sacrifican su poder por salvar a Azeroth- con una época antigua en la que Kalecgos es testigo de la acción a través de un joven protodraco azul bastante inteligente y brillante que resulta ser Malygos. Y los compañeros de Malygos son Alextsrasza, Neltharion, Ysera y Nozdormu, también en su forma primitiva de protodraco. Juntos , si quieren que su raza y Azeroth sobreviva, tienen que enfrentarse a Galakrond, el Padre de los Dragones.

Creo que la trama no es el problema. Al contrario, la historia es interesante, pero se ha enfocado -y narrado- de una forma horrible. Los personajes son planos -Jaina la pobre, la que más- y hasta que comienza "la acción" -y eso es muuuy al final- las visiones de Kalecgos resultan demasiado repetitivas ya que siempre se desarrollan de la misma forma. Kalec entra en la visión, Malygos suele estar en apuros y, o bien llega Neltharion y con su fuerza y bravuconería salva la situación o bien es él mismo haciendo gala de su inteligencia superior el que encuentra una salida. Las aguas se calman y termina la visión para pasar brevemente por el presente y saltar, acto seguido, a otra. Y así sucesivamente. Además, una cosa que me molestó bastante es que Knaac tiene la extraña necesidad de recordarnos prácticamente cada equis párrafos que no nos preocupemos, que conocemos la historia original y sabemos que aunque estén pasando por unos hechos complicados, a los Aspectos no les ocurre nada en ese momento y en mi opinión, esto rompe toda "la magia" de los acontecimientos que estamos leyendo. Está claro que si conocemos mínimamente la historia sabemos qué va a pasar con ellos más adelante, pero creo que en medio de una escena clave cargada de tensión o en medio de una batalla, no es necesario romper el clima para volver a decirnos que es el pasado, que son visiones, que no pasa nada.

En resumen, leerlo no está demás porque hay puntos interesantes que nos sirven para comprender, en cierto modo, el comportamiento y la forma de ser de los Aspectos a los que estamos acostumbrados, pero quizás hay que hacerlo sin demasiadas pretensiones y simplemente por el afán de pasar el rato con algo ligero y fácil de leer, sabiendo que no nos va a aportar mucho más.

PUNTUACIÓN
2,5 de 5.

0 comentarios:

Publicar un comentario